fbpx

¿No te gusta lo que ves en el espejo?

¿NO te gusta lo que ves en el ESPEJO?

Querer estar atractivos es saludable y forma parte de un área más de nuestro autoconcepto. El problema ocurre cuando el cuerpo y la imagen ocupan constantemente nuestros pensamientos e influye en nuestras conductas.

Todos los cánones que entran por nuestros sentidos a través de 📺 TV, revistas, anuncios, comentarios de familiares, conocidos o personajes públicos… la moda y sus desajustes respecto a la realidad… nos lleva a una encrucijada en la que el único perjudicado somos NOSOTROS: Nunca podremos encajar en ese 1% de la población mundial con el cánon indicado como ideal.

La imagen corporal es la representación del cuerpo que cada persona construye en su mente; más específicamente, es la manera en que uno percibe, imagina, siente y actúa respecto a su propio cuerpo.

La insatisfacción corporal es el resultado de la discrepancia entre el yo percibido (cómo soy y me veo) y el yo ideal (cómo me gustaría ser).

“El hombre no se ve distorsionado por los acontecimientos, sino por la visión que tiene de ellos” – Filósofo Epicteto –

Una imagen corporal negativa puede abarcar desde sentirse poco atractivo a una obsesión extrema por el peso y figura que perjudica el funcionamiento normal. Y esto puede llegar hasta convertirse en un trastorno dismórfico corporal.

Algunas pistas para detectar los pensamientos distorsionados

  • Es preciso…
  • Debo…
  • Habría que…
  • Siempre…
  • Nunca…
  • Perfecto…
  • Terrible…

¿Te identificas con alguna situación?

Entre las causas más comunes encontramos:

  • Críticas en el seno familiar o cercano sobre la imagen física.
  • Baja autoestima.
  • Perfeccionismo y exigencia personal.
  • Inseguridad personal.
  • Creencias e interpretaciones que tenemos de nuestra apariencia. Estos pensamientos distorsionados, que no se ajustan a la realidad, sino que están magnificados o sesgados.
  • Imagen mentalmente distorsionada.
  • En un pequeño porcentaje, puede ser genético, heredado
  • Escasez de Serotonina.
  • Causas históricas y culturales: socialización en una cultura determinada, experiencias interpersonales, características personales, desarrollo físico y feedback social.
  • Incorrecta asociación de belleza con éxito.
  • Pensamientos negativos irracionales sobre este tema.

¿Y con estos comportamientos?

Detectas…

  • Quejas constantes sobre zonas concretas del cuerpo o la figura completa
  • Organizan el estilo de vida alrededor de la preocupación corporal. Desde comprobar constantemente su cuerpo en el espejo a no querer mirarse.
  • Comparación continúa con otros individuos.
  • Camuflaje, tapándose con ropas holgadas.
  • Conductas de evitación: evitando situaciones sociales en las que creen que se fijarán en su apariencia.
  • Atención Selectiva: Se pone todo el interés en aquellas partes del cuerpo que menos agradan.
  • Rituales de comprobación: Preguntar muchas veces por la presencia o ausencia de un defecto o mirarse muchas veces al espejo, cambiar repetidamente de ropa.
  • Tremendismo: “es terrible”.
  • “No puedo soportarlo”.
  • Condena: “soy un inútil”.

¿Qué consecuencias tiene para MI?

Quizás estés en algún punto… o aún estás a tiempo:

  • Pensamientos obsesivos acerca de los defectos percibidos.
  • Ideas y creencias delirantes relacionadas con dichos defectos.
  • Vergüenza por su cuerpo.
  • Sentirse Feo/a.
  • Depresión.
  • Malhumor
  • Estrés.
  • Obsesión por ocultar su aspecto.
  • Problemas en relaciones.
  • Fobia
  • Trastornos alimentarios.
  • Trastorno dismórfico corporal.

¿CÓMO LO SUPERO?

Desde la Escuela Universo Péndulo Hebreo siempre instamos a la visita de un profesional sanitario que nos oriente y ordene el proceso. Y por supuesto, como herramienta ideal para acompañar y potenciar este proceso de superación, destacamos el PÉNDULO HEBREO.

Te proponemos un PROCESO a seguir con tu PÉNDULO HEBREO:

  • Identificación y análisis de los pensamientos: un primer paso en toda terapia es un trabajo personal de identificación.
  • Identificación de la raíz del problema: con el Péndulo Hebreo detectamos la raíz emocional que subyace. Tenemos herramientas de superación de traumas y emociones gracias a protocolos específicos o personalizados. Según el origen, podríamos trabajar el LINAJE FAMILIAR, el NIÑO INTERIOR, la relación con PAPÁ Y MAMÁ.

  • Sustitución por pensamientos racionales alternativos a los pensamientos negativos inadecuados. Sustitución de Creencias Limitantes y Pensamientos Negativos. Las etiquetas “Sanar Creencias Limitantes”, “salir de la Esclavitud Mental” o “Limpieza Mental” son realmente útiles en este tipo de procesos.
  • Trabajar las emociones que subyacen: Enfado, miedo, vergüenza… Limpiar estas emociones y posteriormente instaurar nuevas y positivas. Las etiquetas “Sanación emocional”, “Limpieza emocional”, “Borrar angustia”, “Borrar enfado”, “Sanar Ansiedad”, etc… nos ayudarán a soltar las emociones y equilibrarlas sanamente.

  • La modificación de las auto verbalizaciones negativas sobre el cuerpo. La palabra crea vibración y la vibración atrae otra vibración similar. “Dejar Atrás”, “Fluir”, “Fuerza Interior” o “Fuerza Mental” nos ayudarán a sanar en este punto del proceso.
  • El cambio de los supuestos irracionales sobre la apariencia física. “Liberar Carga Mental” o “Florecer” harán que eliminemos estos supuestos y florezcan otros nuevos y positivos.

  • Reducción y/o desaparición de las conductas rituales y de evitación. Aquí trabajaríamos comportamientos como las fobias creadas, crisis de angustias, etc… Las etiquetas de “Eliminar Fobia” o “Sanar Crisis de Ansiedad” son algunas de las utilizadas en estos procesos.
  • Modificar los hábitos que interfieren negativamente con el funcionamiento cotidiano, y aprender a tolerar la apariencia propia. La etiqueta “Motivación” nos ayudará a mantener estos nuevos hábitos.
  • Tener paciencia. La etiqueta “Paciencia” nos ayudará mental, emocional y vibracionalmente a mantenerla.

  • Cultivar la autoestima. Etiquetas de “Autoestima”, “Autoconfianza” nos impulsarán en este proceso.
  • Reconocimiento de sí mismo con las valías y limitaciones. Etiquetas como “Aceptación” y “Permitirse Ser” nos harán vernos con los ojos correctos, aceptar que somos humanos con nuestra luz y nuestras limitaciones y a querernos con ambas partes.
  • Perdón y agradecimiento. Perdonarnos a nosotros mismos por sentirnos culpables de sentir esas emociones o tener esos pensamientos. Agradecer que somos conscientes y podemos trabajar en ello y superarlo. Las etiquetas de “Perdón” y “Agradecimiento” son de las más bonitas que podemos usar en cualquier tratamiento de largo alcance.

“No se trata de ser perfect@, se trata de ser ÚNICO”

¿Estás list@ para TRANFORMARTE y TRANFORMAR TU VIDA por completo?

Si quieres TRANSFORMAR TU VIDA y empezar a vivir como siempre deseaste, entra en la Escuela Universo Péndulo Hebreo y te enseñaremos cómo habrá un antes y un después de tu formación con el Péndulo Hebreo.

Un abrazo de luz,

Esther

 Te animo a que le eches un vistazo pinchando aquí y conozcas de primera mano todo lo que el Péndulo Hebreo puede hacer por ti.

¡Gracias por tu interés y espero verte de nuevo muy pronto!